Últimamente se oye hablar del PICC-port como la “última novedad” en el algoritmo de elección del acceso venoso. El DAV Expert lo incluye en sus líneas y los estudios que están viendo la luz respaldan esta nueva posibilidad como una opción segura, eficaz, eficiente y estética para pacientes oncológicos.

¿Cómo ha evolucionado en el tiempo este tipo de catéteres y por qué hoy supone una revolución en términos de coste-eficacia?Adulto elección extra (DAV expert)

Colocación de la cámara

Los TIVAD [1] (dispositivo de acceso vascular totalmente implantado) son catéteres venosos centrales cuyo reservorio se coloca debajo de la piel. Se realiza la inserción de un catéter en la vena que posteriormente se conecta a la cámara, reservorio o puerto para que ésta quede alojada bajo la piel del paciente. Este método aporta grandes ventajas, como la posibilidad de hacer una vida normal ya que no requiere cuidados externos particulares.

Chest port

Chest port. Fuente: Gloria Ortiz

Arm port. Fuente: https://community.breastcancer.org/forum/69/topics/852481 

Los TIVAD más conocidos son los reservorios torácicos o chest port, colocados en venas de tórax o cuello con creación del bolsillo para la cámara a nivel del pecho. Son los catéteres elegidos para tratamientos de larga duración, pero de frecuencia discontinua, como los tratamientos de quimioterapia.

Además de colocarse en venas de tórax o cuello, durante un tiempo y antes de la introducción de la ecografía en la punción y canalización del acceso vascular, algunos de estos dispositivos se colocaban en el antebrazo del paciente, canalizando venas visibles y palpables, normalmente en la flexura del codo, con una creación de bolsillo para la cámara a nivel del antebrazo en su cara interna. A estos catéteres se les conocía como arm port o port braquial, es decir, reservorios colocados en el brazo.

La incorporación de la ecografía en la ecuación ha permitido evolucionar con respecto a la zona de colocación de estos catéteres y con la disminución de las potenciales complicaciones. Con el ultrasonido podemos abordar venas profundas en la mitad del brazo que pueden ser medidas y adaptadas al calibre (Fr) del catéter necesario. Con ello, la colocación de la cámara se puede realizar en la parte interior del brazo, en su zona superior. A estos catéteres colocados con ecografía en el brazo se les conoce hoy día como PICC- port.

Accesorios para la inserción del catéter

Más allá de los materiales que el mercado ofrece para los accesos, debemos siempre tener un particular interés en conocer los accesorios que acompañan al catéter, es decir, el kit de inserción. En este caso, para poder hablar de PICC-port tenemos que unir el concepto de catéter ecoguiado en mitad del brazo con el concepto de micropunción y microintroducción.

La técnica de Seldinger modificada (recomendada por las guías internacionales y aceptada a nivel mundial como el estándar para la colocación de PICC en general) ha supuesto una variación que permite disminuir el daño endotelial en la punción de venas, sobre todo de calibre limitado como son las periféricas.

Podremos decir que tenemos un PICC-port cuando su set de inserción cuente con estas características fundamentales para realizar la técnica de Seldinger modificada de manera segura.

Coste eficacia

Como hemos dicho, los port braquiales no son ninguna novedad: se conocen y se usan desde hace años en varios países en el contexto del paciente oncológico.

Sin embargo, cuando hablamos del coste eficacia es necesario subrayar ciertos aspectos del PICC-port respecto al PICC braquial que lo hacen diferente, y en teoría, más eficaces, es decir, capaz de alcanzar el objetivo que se desea: finalizar un tratamiento de larga duración sin complicaciones con un coste reducido.

Ante todo, el coste-eficacia de la inserción del PICC-port reside en su inserción por parte de personal enfermero preparado correctamente para ello .Desde hace años que los enfermeros en todo el mundo han adquirido las capacidades, habilidades y destrezas globales necesarias para la colocación ecoguiada de PICC según las recomendaciones de las guías y algunos estudios internacionales.

Los profesionales sanitarios han pasado por procesos formativos tanto teóricos como prácticos que incluyen aspectos tan relevantes como la comprensión global del proceso de colocación de un catéter y no solo la punción. También comprenden el criterio de elección, la selección de los materiales, las técnicas y tecnologías adecuadas para cada caso, el uso de estas de manera correcta, la seguridad del paciente, el seguimiento del paciente, la gestión de las complicaciones inmediatas y tardías, el seguimiento y atención del paciente durante su proceso, su retirada al final del tratamiento, etc.

Enfermero colocando PICC-port. Fuente: Glória Ortiz

Enfermero colocando PICC-port. Fuente: Gloria Ortiz

Se ha demostrado ampliamente cómo este modelo de equipo vascular con personal enfermero preparado disminuye costes, aumenta la eficacia del procedimiento en su totalidad y aporta beneficios para el paciente y para la institución en su complejidad.

La técnica de inserción del catéter PICC-port es similar a la definida por el protocolo SIP-2 [2] internacionalmente aceptado por la comunidad científica y desarrollado por el grupo italiano GAVeCeLT (grupo italiano de acceso vascular de larga duración). Este protocolo está basado fundamentalmente en el uso de la ecografía para valoración e inserción del catéter y del ecg intracavitario para la comprobación de la punta.

Además de esto, la inserción de PICC-port puede realizarse en un ambiente limpio y controlado sin tener que acudir a un quirófano o tener que usar rayos para confirmar su correcta colocación. Estos factores unidos a la inserción por parte de personal enfermero supone un gran ahorro en términos de seguridad del paciente (no exposición a rayos, anulación de problemas en la inserción como el pneumotórax, etc.) y en términos de costes (no necesidad de sala especial para su colocación).

PICC-port recién colocado con cianoacrilato- Fuente: Glória Ortiz

PICC-port recién colocado con cianoacrilato- Fuente: Gloria Ortiz

Otro concepto del protocolo SIP-2 que afecta al coste-efectividad respecto a los PICC-port es el uso del cianoacrilato como cierre superficial del bolsillo quirúrgico: permite que no se tengan que retirar puntos de sutura, y con ello, se evita una consulta más del paciente al hospital.

Los PICC-port son una opción segura y eficaz para los pacientes en tratamiento prolongado e intermitente. No pretenden ser una sustitución del reservorio torácico, ya que cada dispositivo tiene un campo de acción e indicaciones específicas. Estos dispositivos han evolucionado para adaptarse a las necesidades de eliminación/reducción de complicaciones, a las nuevas tecnologías disponibles y al desarrollo de la figura de la enfermera experta, en beneficio del paciente y de la organización sanitaria.

[1] Totally Inserted vascular Access Device

[2] Inserción Segura de PICC, versión 2

Bibliografía:

  •  Kahn, M.L.; Barboza, R.B.; Kling, G.A; Heisel, J.E. Initial Experience With Percutaneous Placement of the PAS Port Implantable Venous Access Device. J Vasc Interv Radiol. 1992, 3 (3), 459-61
  •  Andrews, J.C.; Walker-Andrews, S.C.; Ensminger, W.D. Long-term Central Venous Access With a Peripherally Placed Subcutaneous Infusion Port: Initial Results Radiology. 1990, 176 (1), 45-7
  • Wildgruber, M.; Borgmeyer, S.; Haller, B.; Jansen, H.; Gaa, J.; Kiechle, M.; Meier, R.; Ettl, J.; Berger, H. Short-term and Long-Term Outcome of Radiological-Guided Insertion of Central Venous Access Port Devices Implanted at the Forearm: A Retrospective Monocenter Analysis in 1704 Patients. Eur Radiol. 2015, 25 (3), 606-16
  • Bentolila, F.; Gallard, J. Is Radiologic Placement of an Arm Port Mandatory in Oncology Patients?: Analysis of a Large Bi-Institutional Experience. Cancer, 2007, 110 (10), 2331-8
  • Fonseca, I. Y. I.; Krutman, M.; Nishinari, K.; Yazbek, G.; Passos Teivelis, M.; Zottele Bomfim, G. A.; Noronha Cavalcantte, R.; Wolosker, N. Brachial Insertion of Fully Implantable Venous Catheters for Chemotherapy: Complications and Quality of Life Assessment in 35 Patients. Einstein (Sao Paulo). 2016, 14 (4), 473-479
  • Marcy, P.; Magné, N.; Bailet, C.; Gallard, J.; Valenza, B.; Schneider, M.; Demard, F.; Bentolila, F. Brachial Fluoroscopically Guided Implantation of Venous Port Devices in Oncology Patients. Bull Cancer. 2002, 89 (7-8), 707-12
  • Bertoglio, S.; Cafiero, F.; Meszaros, P.; Varaldo, E.; Blondeaux, E.; Molinelli, C.; Minuto, M. PICC-PORT Totally Implantable Vascular Access Device in Breast Cancer Patients Undergoing Chemotherapy. J Vasc Access. 2019 (Ahead of print)
  • Burbridge, B.; Chan, I. Y.M.; Bryce, R.; Lim, H. J., Stoneham, G.; Haggag, H.; Roh, C. Satisfaction and Quality of Life Related to Chemotherapy With an Arm Port: A Pilot Study Can Assoc Radiol J. 2016, 67 (3), 290-7
  • Burbridge, B; Goyal, K. Quality-of-life Assessment: Arm TIVAD Versus Chest TIVAD J Vasc Access. 2016, 17 (6), 527-534
  • Manual GAVeCeLT sobre PICC y Midline. Mauro Pittiruti, Giancarlo Scoppetuolo. 2017. Edizioni Edra.

 

Gloria Ortiz Miluy

Enfermera PICC-PORT en Hospital Fundación Jiménez Díaz

@GloOrtizMiluy

 

 

Si quieres saber más acerca del PICC-Port , rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas, recuerda que también puedes encontrar otros post relacionados en el blog

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Consulta nuestra política de protección de datos aquí.