¿Qué es un infusor?

 

En las últimas décadas se vienen utilizando infusores para la administración continua de fármacos. El desarrollo de estos dispositivos supone un importante avance en este campo, ya que el mantenimiento de concentraciones plasmáticas estables permite controlar mejor la enfermedad y sus síntomas, al tiempo que mejora la calidad de vida de los enfermos.

Los sistemas de infusión elastoméricos (o simplemente infusores) son dispositivos de un solo uso que funcionan sin necesidad de baterías. Suponen un avance en la administración de diversos tipos de fármacos y se adapta tanto al ámbito hospitalario como al ambulatorio.

Infusor elastomérico

 

¿Para qué sirve un infusor?

Los fármacos que se pueden administrar mediante este sistema incluyen analgésicos y quimioterapia requeridos por pacientes oncológicos; fármacos destinados a tratar los síntomas que presentan los pacientes terminales en cuidados paliativos; fármacos prescritos para tratar el dolor (tanto crónico como el dolor agudo postoperatorio o de origen traumático) y tratamiento de infecciones.

 

Vías de administración

  • Vía intravenosa (IV)
  • Vía Intra-arterial
  • Vía Subcutánea
  • Vía Epidural

Comparación con una bomba electrónica (de cassette)

Estos dispositivos electrónicos tienen las mismas indicaciones que el infusor; los utilizan pacientes con perfusión que no necesariamente están hospitalizados.

Los puntos a resaltar son:
– La curva de aprendizaje de uso de la bomba electrónica es superior por la complejidad del menu y su programación
– Es necesario tener una fuente de alimentación para su carga
– La bomba es más precisa al no depender de los factores que inciden en la perfusión de un infusor

Ventajas de los infusores

  • Diseño ambulatorio: No necesita cables ni baterías.
  • Diseño discreto y ligero
  • Dispositivo de un solo uso
  • Libre de Látex
  • Funcionamiento silencioso
  • No es necesaria programación
  • Fácil de usar
  • Dispositivo portátil que se adapta al estilo de vida de cada paciente

PArtes del infusor

 

Diferencias entre un restrictor de flujo de un infusor elastomérico y un selector de flujo

 

Los términos restrictor de flujo y selector de flujo pueden generar confusión

Pero, ¿qué es cada uno?

En el mercado existen dos tipos de infusores elastoméricos:

  • El mecanismo básico de funcionamiento de un infunsor con restrictor de flujo es un globo distendido (depósito elastomérico) que se encuentra en su interior y ejerce una presión constante que empuja el fármaco líquido hacia el catéter. La velocidad del flujo (fija para cada tipo de infusor) se controla mediante un restrictor: un capilar con un calibre y longitud determinados que está en el tubo de infusión. Este restrictor proporciona una velocidad de flujo fija para cada tipo de infusor (2 ml/h, 5ml/h, etc.). Algunos fabricantes también lo denominan regulador de flujo. La velocidad de administración está predeterminada para una dosificación precisa y fiable por lo que no es necesario programar.

 

  • Por otra parte, existen los Infusores de flujo variable: La velocidad del flujo se controla mediante un selector de flujo, que consiste en un dispositivo que dispone de varias posiciones que proporcionan una velocidad de flujo diferente para cada posición (1-2-3 ml/h, etc.). Esto permite a los profesionales regular el  flujo según las necesidades del paciente con un mismo infusor.

 

Manuel Pereira

 

Manuel Pereira Álvarez

mpereira@vygon.com

 

Si quieres saber más acerca de los infusores elastoméricos, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas, recuerda que también puedes encontrar otros post relacionados en el blog

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Consulta nuestra política de protección de datos aquí.