El autoaprendizaje, arma de las enfermeras. Entrevista con Alberto Villamor


El-autoprendizaje,-arma-de-las-enfermeras.-Entrevista-con-Alberto-Villamor

Alberto Villamor es una persona especial: desde las primeras palabras que intercambias con él, te dejas llevar por su entusiasmo y dinamismo. Es doctor enfermero, profesor en la Universidad de Barcelona y supervisor general de noche del hospital Clínic de Barcelona. Y entusiasma tanto en su faceta de enfermera (así, en femenino, como a él mismo le gusta decirlo), como en la docente, con esa misión que se ha autoimpuesto de formar en abordaje vascular; consiguiendo unos resultados extraordinarios con un sistema que él ha ideado en colaboración con su equipo.

Mediante simuladores  vasculares fabricados caseramente a un precio ínfimo, consiguen formar equipos enteros de enfermeras que practican en su tiempo libre y a su ritmo.

Alberto Villamor nos cuenta cómo llegó hasta allí:

  • ¿Cómo surgió su interés por la enfermería? ¿Fue una vocación temprana?

Uno de los primeros recuerdos que tengo de mi infancia fue pidiendo a los Reyes maletines de la señorita Pepis con fonendoscopios, bisturís, pinzas… Sin saberlo, me atraía mucho todo esto: jugaba a curar, me apuntaba a cursillo de primeros auxilios en los Boy Scouts cuando ya era un poco más mayor y me formaba para curar heridas. Yo no lo sabía, pero ya era enfermera antes de imaginármelo.

Uno de mis abuelos era médico, tengo primos médicos, tengo tías enfermeras, pero no ha sido una referencia familiar. Ha sido una voz interior: una llamada. Ayudar a quien más lo necesita cuando está más solo, más desatendido y más expuesto a la enfermedad. Ahora con 50 años estas rodeado de gente que ha elegido lo mismo, que ha elegido cuidar. Ayudar a las personas que necesitan un cuidado profesional para evolucionar en su proceso de enfermedad y curarse. Eso, no tiene precio. Es fantástico.

  • ¿Desde cuándo forma equipos?

Desde el año 2000, con responsabilidad de gestión sobre ellos. Mis principales tareas son la organización de la actividad asistencial y, dentro de la responsabilidad de la gestión, la formación continuada, investigación, formación de alumnos en proceso de aprendizaje en el grado y formación de postgraduados.

Empezamos a ofrecer plazas de noche a prácticas de estudios de máster, que no existían hasta entonces en urgencias. Pensábamos que había profesionales sobradamente competentes y con una capacidad docente extraordinaria. Así comenzamos y ahora la Universidad de Barcelona que hasta entonces no permitía al Grado las prácticas nocturnas, ha transformado la normativa y hace dos años empezaron a venir de noche.

  • ¿Qué le lleva a interesarse en los Accesos Vasculares?

Una de nuestras actividades diarias de inequívoca competencia es el abordaje vascular periférico. Pero nuestra competencia tenía zonas oscuras: un paciente con acceso vascular difícil, con deterioro de la pared vascular por multipunción o tratamientos vesicantes, quimioterapia, radioterapia… Todo tipo de casos que dificultan el ponerle a un paciente un catéter en menos de 2 intentos.

Estas eran nuestras limitaciones. Conocíamos el acceso vascular ecoguiado, pero nadie nos había enseñado y descubrimos que los equipos que se podían formar eran bastante endogámicos. No se dedicaban a la formación y cuando lo hacían se formaba una persona elegida y que a veces tenía que viajar para formarse y necesitaban un gran presupuesto, no era un acceso abierto. Pero nosotras queríamos formarnos, necesitábamos aumentar nuestra experiencia. No teníamos forma de acceder, así que inventamos algo realista, con un presupuesto mínimo, accesible a las condiciones de la enfermera que permitiera el entrenamiento en horario laboral y sobre todo efectivo, tenía que funcionar: la enfermera formada con este método tenía que pinchar con éxito a la primera la mayoría de las veces (por encima del 80%).

Al cabo de un año conseguimos diseñar un procedimiento que podía funcionar. Se lo explicamos a la dirección, que creyó en nosotros y nos pusimos en funcionamiento formando enfermeras de nuestros equipos y al ver los resultados todos dijeron “yo también quiero”. El primer equipo que quiso entrenarse fue el de la UCI de neonatos del Hospital Pediátrico San Juan de Dios y el de la UCI de Neonatos del Clinic Casa Maternidad; el método permite entrenar equipos enteros a un coste reducidísimo y con un nivel de eficacia garantizado.

  • ¿En qué es especial su formato de docencia? ¿Qué particularidades tiene?

Tiene que cumplir dos requisitos indispensables: tiene que ser financieramente viable y tiene que adaptarse a la jornada de la enfermera (que tiene un empleo del tiempo variable y muy poco tiempo libre).

Después de una mínima formación teórico-práctica, el entrenamiento se puede llevar a cabo en el tiempo libre dentro del horario laboral. Como está basado en simuladores los podemos guardar en la nevera y recuperarlos cuando el ecógrafo de la unidad esté disponible. Dentro de la formación, proponemos un control de calidad final que garantiza que en las distintas fases del entrenamiento hay una prueba de control contrastada por dos observadoras más la profesional que está en fase de entrenamiento. Da igual cuánto has tardado, lo importante es completar el aprendizaje y el entrenamiento.

 

  • ¿Por qué es importante que la práctica sea continua?

Hemos encontrado que, en este proceso de entrenamiento, a partir de la formación teórico-práctica se aprende todo lo relacionado con la ecografía, con el abordaje vascular ecoguiado y con la competencia en la técnica. Nos hemos encontrado con que a las enfermeras no nos han explicado cómo se interpreta una imagen ecográfica o cómo se aborda un vaso ecoguiado, por eso al empezar desde cero una técnica completamente nueva, a pesar de que las enfermeras son expertas en abordaje vascular, no conocen esa técnica por lo que hay que emprender un proceso de entrenamiento cuya curva de aprendizaje depende de muchos factores: el tiempo de dedicación, la habilidad personal, la experiencia y otros factores externos como la disponibilidad del ecógrafo.

El objetivo final es conseguir el abordaje vascular con éxito (un porcentaje superior al 80% en primera intención) por lo que no se debe desatender ninguna parte del proceso de aprendizaje: interpretar la imagen, medir detalles de esa imagen, comprender la técnica, llevarla a cabo en los simuladores transparentes y posteriormente en el modelo opaco (que lógicamente resulta más complejo) y finalmente sobre pacientes. Las primeras cinco punciones en pacientes son tutorizadas.

La ventaja de este modelo es que el entrenamiento se puede hacer simultáneamente con todo el equipo de la unidad (mañana, noche y fines de semana), pueden formarse 60 personas que al final del entrenamiento son competentes en abordaje ecoguíado a costes mínimos, ya que los simuladores que hemos inventado se pueden fabricar por 7€ el modelo transparente y 4€ el modelo avanzado. Las enfermeras instruidas con este método que alcanzan la competencia están pinchando con un 92% de éxito en primera punción de abordajes difíciles con una o más variables de dificultad.

 

  • Tras una etapa de formación teórico/práctica los alumnos pasan a una fase de autoformación ¿Cómo se logra esto? ¿Hay algún tipo de seguimiento?

La autoformación implica que las enfermeras tienen un modelo personalizado con su nombre en la nevera de su unidad y la usan cuando tienen disponibilidad y hay un ecógrafo libre. Este entrenamiento se lleva a cabo hasta que la enfermera considera que es capaz de pinchar sin error. Cuando lo consigue, pide pasar el examen: otra enfermera experta que ya ha superado el entrenamiento o un formador presencia 10 punciones consecutivas sin error. Una vez que este primer examen está superado, se le entrega el modelo avanzado y se sigue el mismo proceso hasta que se alcanza la competencia. Da igual el tiempo que sea necesario para conseguirlo lo importante es acompañar en ese proceso de aprendizaje y seguir creciendo.

Para los casos en los que no es posible realizar el seguimiento en la unidad o resulta complicado por la carga asistencial, la poca disponibilidad de ecógrafo en franjas horarias o Profesionales que quieren formarse fuera de su Institución, hemos diseñado un modelo de formación alternativo que consiste en garantizar la competencia durante el propio proceso de entrenamiento sin tener que llevar a cabo una formación autodidacta en la unidad. En una sesión de 8 horas se hace la formación completa con examen incluido garantizando la competencia con la guía tutorizada del profesor.

Este método queremos que sea de acceso universal, no queremos en absoluto monopolizarlo ni poseerlo. La divulgación es clave para que cualquier equipo o institución interesada pueda acceder a la metodología y aplicarla. Cuantas más enfermeras entrenadas en acceso vascular ecoguiado, mayor beneficio para nuestros pacientes.

  • Para esta fase de autoformación es necesario tener acceso a un ecógrafo ¿cómo lo consiguen?

En lugares como la UCI o urgencias hay un acceso mucho más viable a los equipos de ecografía porque generalmente ya hay un equipo de la unidad y las enfermeras pueden disponer de él.

El problema viene cuando las enfermeras no tienen un ecógrafo en su unidad y hay que ir a buscarlo. En estos casos es muy complicado llevar a cabo la formación, hay que hacer un seguimiento más personalizado, solicitando el uso del ecógrafo a otra unidad.

Hay quien piensa que no todas las enfermeras tienen que aprender a pinchar con ecógrafo. Nosotros creemos que todas las enfermeras tienen que conocer la técnica y tienen que haber aprendido a utilizarla como parte de su formación.

En un hospital de 800 camas, evitando punciones accidentales, evitando la iatrogenia vinculada a las yugulares y subclavias que se tienen que utilizar como alternativa única a accesos vasculares inaccesibles por métodos manuales, se consigue amortizar un ecógrafo de 16.000€ en 6 meses… para cualquier gestor esto es una inmensa rentabilidad, porque un ecógrafo está disponible 7/24, y en marcas como Sonosite, con una enorme durabilidad y fiabilidad, y mantenimiento mínimo.

  • Con este tipo de formación la existencia de un ETI en el hospital pierde en parte su sentido ¿Cómo se transforma un hospital de tener un ETI a tener personal formado transversalmente? ¿Supondría esto a largo plazo la desaparición de los ETIs como tal?

En realidad, gana sentido. El equipo de terapia intravenosa tiene que existir en un hospital porque es un grupo de expertas que son quienes más saben más que nadie de accesos vasculares. No solo se van a dedicar a poner los accesos vasculares de mayor complejidad, también a revisar y estudiar la bibliografía, a divulgar y actualizar las evidencias científicas y a diseñar y realizar estudios para ampliar conocimientos. Por todo ello, la ETI nunca ha tenido más sentido.

  • ¿Cómo ve actualmente los Accesos Vasculares en España? ¿Y en su hospital? ¿Cómo crée que van a evolucionar?

En subida exponencial. Las enfermeras cada vez están más motivadas por hacer mejor su trabajo, saben más porque hay más oferta de formación y son más competentes. Ahora que hay tanta oferta de formación continuada, el abordaje vascular, que es de las actividades de presencia permanente en la rutina de las enfermeras, tiene muchísimo interés y esto no puede más que crecer. Así que hay que abundar en investigación y en aportación de conocimientos sobre nuevas estrategias, nuevas técnicas de abordaje, nuevas técnicas de formación y la garantía para los pacientes de hacerlo cada vez mejor y más personalizado a cada necesidad.

El futuro está abierto a que siga creciendo: equipos de terapia intravenosa ultra expertos, equipos de enfermeras con mayor conocimiento, no solo en abordajes vasculares sino también en prevención y detección precoz de incidencias como la trombosis provocada por el uso de catéteres, la multipunción, la infección con la manipulación y colocación de catéteres y cómo evitarla; la generalización del acceso ecoguiado y el uso habitual de catéteres largos de acceso periférico centrales o Midline; elección del apósito más idóneo para cada tipo de catéter teniendo también en cuenta las necesidades de cada paciente y su entorno… todos esos estudios están por hacer y por aplicar de manera rutinaria en nuestro día a día. Estos son campos de avance que en menos de cuatro años estarán absolutamente sistematizados.

Si quieres saber más acerca de simuladores de accesos vasculares, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas.

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Más información

Previous Sistemas de acceso venoso. Recomendaciones de las guías.
Next Combatir el SDR neonatal: ¿Método INSURE o LISA?

Sin Comentarios

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *