¿Cuándo está indicado el uso de doble luz en Midline?


¿Cuándo está indicado el uso de dos luces en Midline?

En el mundo de los accesos vasculares el uso de dos luces de los catéteres de línea media es una tecnología reciente y existe un escaso recorrido a nivel clínico. Sin embargo, el empleo del doble lumen en otros tipos de catéteres es extendido y útil. Esta realidad nos plantea una serie de cuestiones a resolver: ¿puede ser igual de útil el midline doble luz? ¿Para qué se utiliza? ¿qué horizontes abre frente al catéter de línea media monolumen?

Para ayudarnos a responder a todas estas preguntas hablamos con Maite Parejo, enfermera especialista en accesos vasculares del ETI del hospital Sant Joan de Reus.

Periodistas: ¿Qué indicaciones tiene la línea media?

Maite Parejo: En primer lugar, hay que dejar muy claro que una línea media es una vía periférica. Es un acceso vascular que se inserta en una vena profunda del brazo, de forma ecoguiada y que la punta de esta guía acaba en la zona torácica.

“Una línea media es una vía periférica y los fármacos que se administran deben ser compatibles”

Todos los fármacos y fluidos que se administren deben de ser compatibles con la vía periférica. Deben de tener un PH entre 5-9; una osmolaridad, según indica el GAVeCELT, menor a 750 moles; no han de ser dañinos con el endotelio de la vena, no pueden ser irritantes ni vesicantes.

La indicación principal es para pacientes DIVA, que tienen una dificultad de acceso vascular y que el hecho de poder administrar estos fármacos ha de ser en un tiempo superior a más de 7 días.

Pero, sobre todo, hay que recalcar que cuando hablamos de midline estamos hablando de una vía periférica y que los fármacos que utilizamos han de cumplir estos requisitos. Es la parte fundamental. El hecho de que tenga una o dos luces ya viene en sobreañadido.

P: Conocemos la utilidad de la doble luz en otros tipos de catéteres ¿Qué puede aportar la línea media de doble luz frente a la luz única en términos de tratamiento?

M.P: Bajo mi punto de vista, partiendo de la base de que la línea media de es una vía periférica por la cual no se pueden mezclar drogas incompatibles, como en otros accesos como pueden ser una vía central o un PICC, no deberían infundirse dos fármacos incompatibles a la vez por lo que la doble luz no tendría ningún sentido. Si no puedes poner dos fármacos incompatibles a la vez, ¿de qué te sirve los dos lúmenes?

“No deberían infundirse dos fármacos incompatibles a la vez por lo que la doble luz no tendría ningún sentido”

P: Si quiero infundir nutrición parenteral por esta línea media, ¿de qué manera se podría utilizar el midline de 2 luces?

M.P: De entrada, la nutrición parenteral no está indicada para ponerla en un midline debido a que las nutriciones parenterales presentan osmolaridades por encima de los 1000 moles, en la mayoría de los casos.

Existen algunos tipos de nutriciones parenterales, como los aminoácidos, que tienen osmolaridad inferior a 800 y que sí se podría utilizar una línea media. Pero, en el caso de utilizar una línea media, sería, exclusivamente, para la nutrición. No nos sirve la doble luz si solo podemos poner en esta vía la nutrición parenteral.

“La nutrición parenteral no está indicada para ponerla en un midline”

En el único caso que nos serviría esta doble luz en midline es si queremos poner una hidratación (suero fisiológico o suero glucosado) al mismo tiempo que un antibiótico, en lugar de utilizar otro tipo de conexiones. Este es el único caso que a mi se me ocurre que sería útil utilizarlo.

Indicaciones de la doble luz en catéteres centrales

 P: En tu opinión, observando las restricciones que nos comenta, ¿por qué crees existe una necesidad creciente de midlines de doble luz en ciertos centros?

M.P: Entiendo que es para ahorrar conexiones a la única luz. Si yo tengo un paciente que tiene una hidratación continua, pero, además, le tengo que administrar un antibiótico puedo elegir el midline con doble luz y evitar el uso de un pulpo o un prolongador. Pero, para aquellos pacientes que tienen antibióticos de forma intermitente, no tiene sentido esta práctica ya que solo se necesita una única luz porque, de otra forma, aumentas el riesgo de trombosis, infección y obstrucción.

Por otra parte, no creo que la elección de dos luces en los catéteres de midline esté relacionada con la necesidad de una administración de las soluciones más rápida. Si tú tienes un catéter de 3 o 4 fr y es de doble luz, esos fr quedan divididos por la mitad, lo cual, hace que el flujo y el calibre sea menor. Por lo tanto, a la hora de infundir, la velocidad también debe de ser menor. Para mí es mucho más rápido tener una única luz de un calibre de 3 o 4 fr, según las necesidades y el tamaño de la vena, para poder administrar un fármaco.

Muchas veces, también, se puede escoger esta opción para evitar conexiones y desconexiones, pero es un error. Si tienes el suero fisiológico por una luz y el antibiótico por la otra, piensas que como está conectado el suero no hace falta lavar el catéter porque no se va puede obstruir, pero, la luz que está portando el antibiótico si tiene riesgos de obstrucción.

P: Por lo que nos cuentas, entendemos que se derivan más complicaciones del uso de líneas medias de dos luces que las ventajas que obtenemos de este, ¿qué tipo riesgos estamos asumiendo con su uso?

M.P: Las complicaciones que se dan en las dos luces son comunes en todo tipo de catéter: midline, PICC… Todas las guías te aconsejan el uso del mínimo número de luces posibles. Por lo tanto, si no me da un beneficio claro el uso una doble luz, como en este caso, estás poniendo en riesgo la seguridad del paciente.

“Las principales complicaciones son mayor riesgo de obstrucción, infección y trombosis”

Las principales complicaciones son: más riesgo de obstrucción, cuanto menos calibre tiene el catéter es más fácil que se dé una obstrucción, aunque muchas veces es debido a la mala manipulación del catéter ya que las dos luces suponen un esfuerzo mayor en el cuidado y mantenimiento de la línea; más riesgo de infección, porque a más luces, más puertas abiertas para la colonización; trombosis…

Otro riesgo que podemos correr con el uso de dos luces en líneas medias se debe a que la colocación de este acceso y el PICC es en el mismo lugar, en el tercio medio del brazo. Esto puede llevar a confusión ya que, al ver dos luces- que es lo habitual en un PICC-, puedes pensar que se trata de un catéter central de inserción periférica e, inconscientemente, cuando existe una situación de estrés, administrar un fármaco que no está indicado para la línea media.

Para mí, pues, existen más desventajas que ventajas en el uso de las dos luces en líneas medias.

 P: ¿Compensa asumir estos riesgos para pasar más rápido los fármacos en los pacientes con un catéter de línea media?

M.P: A mí, personalmente, no me compensa por el uso que se le puede dar. Nosotros, llevamos poniendo líneas medias desde 2012, la utilidad que le damos es principalmente en pacientes DIVA, pero, sobre todo, para tratamientos antibióticos de más de 7 días, y alguna hidratación, en pacientes con endocarditis, osteomielitis o con fibrosis quística que lo que necesitan es pasar un antibiótico detrás del otro, ¿para que voy a utilizar la línea media si no puedo?

P: Por tu experiencia con el uso de midline, ¿podrías hablarnos de qué impacto económico pueden tener las consecuencias derivadas por los riesgos asumidos del uso de la línea media de 2 luces?

M.P: Hay muchos estudios que hacen referencia al coste del uso de dos luces, pero, sobre todo, hablan de los PICC porque de las líneas medias hay pocas informaciones. Uno de los estudios que recuerdo hablan de que la elección de la doble luz puede suponer hasta un 10% en el incremento del coste por complicaciones que puede haber.

“La elección de la doble luz puede suponer hasta un 10% en el incremento del coste por complicaciones” 

Si tenemos en cuenta que una de las infecciones más serias que pueden darse es la infección y, esta, puede suponer el aumento de los días de ingreso, el incremento del uso de antibióticos, el valor del cambio del catéter… Sabemos que el coste de la hospitalización sube bastante.

P: Entendemos, desde tu experiencia, que no recomiendas el midline de dos luces ¿Cuál sería la alternativa?

M.P: El uso del midline de dos luces la única utilidad que le veo es para pacientes que tenga una infusión continua de hidratación y que, deforma puntual, tengas que administrarle un antibiótico. En este caso, se puede suplir, como en una vía periférica con un pulpo. Lo mismo que harías en una vía periférica corta, que no tiene dos luces, añadirle un prolongador para administrar ambas soluciones.

Esta entrevista es un extracto de una conversación con Maite Parejo a través de un directo de Instagram en el que la audiencia podía participar a través de la realización de comentarios y preguntas. Si estás interesado en conocer las diferentes inquietudes que se plantearon durante la charla, puedes ver el vídeo completo en nuestro canal de YouTube.

 

Si quieres saber más acerca de Dispositivos de Acceso Vascular y Midline, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas, recuerda que también puedes encontrar otros post relacionados en el blog

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Consulta nuestra política de protección de datos aquí.

Más información
Previous Infusión en UCI
Next La microtoma fetal, determinar el bienestar del bebé en el parto

Sin Comentarios

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *