Todos nos hemos quedado fascinados alguna vez delante de un truco de magia. Hemos llegado a imaginar que hay personas que tienen habilidades especiales, siendo capaces de realizar cosas sorprendentes que cualquier otra persona jamás podría llegar a conseguir.

Algunos de los trucos más comunes con los que solemos sorprendernos están relacionados con poderes psíquicos, uno de los más conocidos es la capacidad de doblar metales.

El mago mira fijamente una cuchara, se concentra, y aparentemente solo “con el poder de su mente” es capaz de doblarla, pero… ¿cómo puede ser esto posible?

El misterio está en el material de fabricación de la cuchara.

En el año 1961 un equipo de científicos, dirigido por William Beuhler, se encontraba buscando un material resistente a la corrosión para embarcaciones en el U.S. Naval Ordnance Laboratory (N. O. L.).

Descubrieron que combinando el titanio y el níquel surgía un material con memoria, capaz de recuperar su forma original tras ser manipulado. Además, este material no era corrosivo, tenía gran flexibilidad y era biocompatible con el cuerpo humano.

Este material recibió el nombre de nitinol, combinación de las siglas de quel, titanio y Naval Ordnance Laboratory.

El nitinol es un material capaz de detectar un cambio de temperatura ambiente, pudiendo variar la disposición de los átomos dentro de la red cristalina del metal cuando se expone a ciertas temperaturas.

Al enfriar el material, los átomos se desplazan muy ligeramente de sus posiciones, dando lugar a una estructura más desordenada y deformable. Este fenómeno recibe el nombre de fase martensita.

Pero a temperaturas más altas, los átomos regresan a su posición inicial y el material recupera su estructura preprogramada, incluso después de una deformación permanente a baja temperatura, a lo que se le conoce como fase austenita.

Volviendo al truco de magia, después de esta explicación, ¿has conseguido resolver el misterio?

La cuchara no está fabricada de un metal normal, sino que es de nitinol, y su forma original es curva.

Al enfriarla, el mago consigue estirarla, ponerla recta, pero cuando coloca sus dedos sobre el metal, su calor corporal hace que la cuchara regrese a su forma original. Pareciendo que la dobla con su mente y dejando al público asombrado.

Estas características hicieron que tras el descubrimiento del nitinol se encontraran muchas aplicaciones comerciales con este material.

Uno de los sectores en los que este material se introdujo fue la medicina.

La utilización del nitinol para aplicaciones médicas fue reportada por primera vez en la década de 1970 (por Cutright en 1973, Iwabuchi en 1975, Castleman en 1976 y Simon en 1977).

Alcanzando su máximo apoyo en esta disciplina en las décadas de 1980 y 1990.

Una de las razones por las que el nitinol ha tenido tanta importancia en medicina es porque, a diferencia de otros materiales convencionales, como acero, el nitinol presenta un comportamiento de deformación elástica similar a los materiales biológicos.

Debido a su resistencia al doblado y a la torsión, el Nitinol se utiliza para fabricación de guías de catéter o dispositivos de colocación de stents, fármacos, guías o como agujas de biopsia.

Su elasticidad hace que pueda seguir un camino sinuoso en el cuerpo sin dañarse, lo que convierte a las guías de catéter de nitinol en las más recomendadas.

¿Cuál es la opinión de los expertos?

Los profesionales destacan especialmente la capacidad de las guías de nitinol de volver a su forma original.

Cuando trabajan con guías metálicas, al introducir la guía se puede superar la capacidad de deformación de la misma, siendo necesario abrir un nuevo blíster.

En cambio, con la guía de nitinol esto no es necesario, puesto que por las características de este material, lo hacen capaz de adaptarse al tronco venoso del paciente.

Estas guías son especialmente valoradas en niños pequeños y neonatos, ya que el acceso en estos pacientes es más complejo y medio milímetro o un pequeño obstáculo técnico puede significar el éxito o el fracaso de la canalización.

 


Rocío Martínez

Resp. de comunicación de la Unidad de Negocio de Cuidados Intensivos

rpeco@vygon.es

 

Bibliografía:

[1] D. Stöckel (1998) ‘Nitinol – A Material with Unusual Properties’Endovascular Update

[2] Shabalovskaya, Svetlana A. (1996) On the nature of the biocompatibility and on medical applications of NiTi shape memory and superelastic alloys, Bio-Med. Mater. Eng.

 

¿Te interesa este tema?

Si quieres saber más acerca de las guías de nitinol, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas. Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM. SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Consulta nuestra política de protección de datos aquí.