La administración de medicamentos, fórmulas nutricionales o aire ha sido objeto de estudio durante las últimas décadas. Los problemas derivados de los errores en la conexión de sondas, catéteres y jeringas ha llamado la atención del entorno sanitario que ha actuado con celeridad para atajar el problema. El desarrollo de nuevas conexiones imposibles de interconectar, así como, la creación de protocolos y normas han tenido como objetivo evitar lesiones, o incluso la muerte, de pacientes.

Sin embargo, recientemente, otro problema relacionado con la administración de fármacos ha provocado la movilización de los profesionales: la de su propia seguridad durante la manipulación y suministro de medicamentos peligrosos. El posible riesgo laboral que supone la manipulación de fármacos de estas características y las consecuencias derivadas hacen necesaria la adopción de medidas que ayuden a reducir su exposición y garanticen unas condiciones óptimas en el trabajo.

Medicamentos Peligrosos

En el año 2004, el National Insititute for Occupational Safety (NIOSH) define el término medicamento peligrosos (MP) como aquellos medicamentos que presentan uno o más de los siguientes criterios de peligrosidad en humanos (1):

  • Carcinogenicidad
  • Teratogenicidad u otra toxicidad para el desarrollo
  • Toxicidad reproductiva
  • Toxicidad en órganos a dosis bajas en modelos animales o en pacientes tratados
  • Genotoxicidad y nuevas medicinas que se han determinado como peligrosas según los criterios anterior

Los efectos sobre la salud de los MP, tanto efectos terapéuticos como efectos secundarios, están justificados en los pacientes por presentar un balance beneficio/riesgo, favorable, sin embargo, se debe de reducir al máximo la exposición en el personal sanitario. La seguridad y salud de los trabajadores de un centro sanitario es una cuestión clave en cualquier institución sanitaria, por ello, se ha hecho necesario establecer unas recomendaciones para la manipulación de fármacos con riesgo para el personal sanitario que los manipula (1).

En septiembre de 2016, El Instituto Nacional de Seguridad, Salud e Higiene en el Trabajo publicó, siguiendo los criterios científicos establecidos por el NIOSH en 2014, el Documento Técnico, Medicamentos Peligrosos, Medidas de Prevención para su preparación y administración, donde se especifican las recomendaciones sobre la manipulación, las medidas de prevención asociadas y los equipos de protección individual a utilizar (2).

Código de color MP

 

Garantizar la seguridad, el objetivo

Ante la alarma social generada por la existencia de publicaciones que alertan de los riesgos de la salud asociados a determinados medicamentos y la falta de una reglamentación específica, organizaciones como el Servicio Salud de Castilla La Mancha, han desarrollado documentos con protocolos específicos en su ámbito de actuación.

El objetivo de dichos protocolos es establecer el correcto procedimiento de los medicamentos peligrosos garantizando la protección del medio ambiente y del trabajador sin alterar a la seguridad del paciente. La administración de los fármacos debe de ser realizada por personal sanitario debidamente formado y con conocimiento de los riegos derivados de la presencia de los agentes químicos en su trabajo. Profesionales con experiencia suficiente en el manejo de este tipo de medicamentas y con conocimiento de las medidas de prevención, protección y actuación en caso de derrames roturas o cualquier tipo de accidente.

Tapón de seguridad

Medidas Generales

La administración de medicamentos peligrosos se realizará siguiendo las recomendaciones de las fichas técnicas de los fármacos y según los protocolos y guías de cada centro (1):

  •   Lavado de manos antes y después del procedimiento
  •   Utilizar los Equipos de Protección Individual recomendados (Infografía 1)
  • Elección de sistemas de transferencia cuyo diseño garantice una baja contaminación exterior
  • Aplicar las máximas mediadas de asepsia en la zona donde se realice la manipulación
  • No comer, beber o masticar chicle y no llevar joyas ni maquillaje durante la administración
  • Finalizada a la administración de medicamentos peligrosos, desechar todo el material empleado y residuos generados al contenedor correspondiente
  • Disponer del mobiliario adecuado para depositar el fármaco antes de ser usado. Deben de ser materiales impermeables, fáciles de limpiar.
  • Disponer de un kit antiderrames y conocer el procedimiento de actuación
  • Conocer las normas específicas de cada tipo de administración

 

 

Raquel Barquín                                                                                                                               Delegada de ventas en Ciudad Real, Extremadura, Segovia y Toledo                                rbarquin@vygon.es

 

 

Bibliografía:

(1) SESCAM. Art.18 Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (2016). Castilla-La Mancha.

(2) Gaspar Carreño, M. et al (2017). Safe procedure development to manage hazardous drugs in the workplace. Farm Hospital, (41 (2):222-256). Publicado en https://www.sefh.es/fh/159_06original0610621.pdf

 

¿Te interesa este tema?

Si quieres saber más acerca de seguridad en el manejo de medicamentos peligrosos, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas. Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM. SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Consulta nuestra política de protección de datos aquí.