La promoción de la Lactancia Materna es una de las maneras más eficaces de mejorar la salud de nuestros hijos. Tiene también efectos beneficiosos para las madres, las familias, la comunidad, el sistema de salud y social, el medio ambiente, y la sociedad en general. La protección, promoción y apoyo a la Lactancia Materna son una prioridad de salud púbica. Por ello, cada vez más hospitales se suman a la tendencia de implementar y asegurar la lactancia desde las primeras horas de vida de los más pequeños.

Hablamos con Francisco Javier de la Morena, enfermero de la Unidad de Neonatología del Hospital Regional de Málaga, sobre el  proyecto de promoción de lactancia materna que llevan a cabo en el área de maternidad y hospitalización y su colaboración con el Banco de leche Materna del Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

Entrevistador: En los últimos años, habéis llevado a cabo una serie de cambios en la unidad de neonatología con el objetivo de incrementar la intimidad y el contacto madre e hijo. Explícanos estos cambios y las ventajas que tienen tanto para el paciente como para su familia.

Francisco Javier de la Morena: Nuestra unidad es de puertas abiertas desde 2008. Antes solo se les permitía el acceso a los padres con tiempos limitado en horas estrictamente estipuladas. De esta forma no se creaba un vínculo afectivo entre los padres y el hijo de una forma natural. Tras el parto padres e hijo quedaban separados y estos mostraban su miedo a no saber cómo atender al recién nacido, un hecho que les generaba una gran preocupación.

Por ello, se cambió la unidad a una de puertas abiertas, ahora los padres pueden estar con su hijo siempre que quieran. Al poco tiempo de implantarla se comprobó que la ansiedad y el miedo de los padres disminuía mucho; los vínculos se establecían mucho mejor; los padres se implicaban en el cuidado de los niños y lo consideraban un miembro más de la familia desde el primer momento.

Al mismo tiempo comenzamos a realizar el método canguro con unos beneficios enormes no solo para el paciente, también para sus familias.

Beneficios del método canguro

El mayor cambio que habéis llevado a cabo es, sin duda, la creación de un protocolo para la preparación y mantenimiento de la leche materna. ¿Qué necesidades existían para implementarlo?

El mejor alimento que existe para un recién nacido es la leche de su madre. Esta leche está diseñada para cubrir las necesidades de todo ser humano. Le aporta los elementos que necesita para desarrollarse. La leche humana es específica en cuanto a las proteínas, las grasas, factores de crecimiento, encimas, antioxidantes, componentes bioactivos e incluso la flora bacteriana.

La leche materna se tolera mejor, disminuye las infecciones -infecciones del tracto urinario e infecciones por enterocolitis necrosante del sistema digestivo- y los niños que consumen leche materna tienen mejores coeficientes de inteligencia lo que es muy importante en un recién nacido muy prematuro que probablemente tenga limitaciones cognitivas.

Además, la alimentación del recién nacido con leche materna va a disminuir el riesgo de retinopatía en prematuros, obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

E: Pero, los beneficios de la leche materna también tienen un impacto en la sociedad.

F. J de la Morena: Hace poco se publicó una tesis doctoral de la Dra. Santa Cruz  que es profesora de la Universidad de la Castilla la Mancha que analiza el gasto sanitario de los 6 primeros meses de vida y concluye que la sanidad se ahorraría 51 millones de euros al año si la mitad de las madres diesen el pecho de forma exclusiva durante los primeros 6 meses.

E: ¿Sin embargo no todo el mundo está convencido?

F. J de la Morena: Antes de dar a luz el 93% de las madres está convencida de dar el pecho de forma exclusiva durante los primeros 6 meses. Después de las primeras semanas solo un 69,5% de las madres lo está haciendo y continuar con la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida (que es lo que recomienda la OMS) solo lo hace el 20%.

Si no somos capaces de dar apoyo y seguimiento a esa lactancia, es muy fácil que no se prolongue demasiado.

Protocolo de Lactancia Matena del Hospital Regional Universitario de Málaga

E: Se puede decir que sois unos expertos del protocolo de lactancia materna, ¿qué cambios han tenido lugar en vuestro servicio?

F. J de la Morena: Nosotros hemos hecho un cambio total. Lo primero fue celebrar diversas reuniones con todo el personal de la unidad. En estas reuniones desglosábamos todos los puntos en los que se manipula la leche materna, en la que nosotros tenemos contacto con ella.

Fuimos identificando qué problemas y dificultades encontrábamos cada uno de esos puntos. Salieron aproximadamente 200 puntos de mejora o bien, que por la manera en la que se estaba trabajando, podría ocurrir algún error.

Se generó contenido sobre la forma de transmitir la información para la lactancia a la familia, la extracción y recogida de la leche, el etiquetado, el registro de la leche que se entrega y consume, el almacenamiento (donde, cuando, cuánto tiempo…), la preparación de la leche e incorporación de fortificantes a la leche y, por último, la administración.

Todos los pasos se estudiaron uno por uno intentando solucionar los fallos que se producían o que era posible que ocurriesen. Para esto se hicieron modificaciones estructurales de la unidad, se vieron que los espacios de preparación eran pequeños y oscuros. El lactario acabó transformándose en una sala para la manipulación de la leche y ahora las madres se sacan leche junto a sus recién nacidos ya que ayuda a la producción de leche.

Ahora, esta manipulación se hace en condiciones de máxima asepsia:

  • Ponemos un paño estéril en lugar donde vamos a trabajar,
  • Los profesionales nos cubrimos con gorro, batas, guantes y mascarilla,
  • La manipulación se realiza en condiciones estériles sin romper la cadena de frío.

E: ¿Los resultados han sido positivos?

F. J de la Morena: Para comprobar la efectividad del nuevo protocolo hicimos un estudio de la acidez Dornic  de la leche, que es una medición indirecta de la calidad de la leche. Con esta medida podemos conocer el crecimiento bacteriano, ya que desde que la leche es extraída del pecho, las bacterias presentes en la misma consumen lactosa y desechan ácido láctico. Dentro de la mama, este se reabsorbe, pero fuera, se acumula. Esto hace que se incremente la acidez Dornic (no es lo mismo que el Ph) por lo que a mayor graduación Dornic, mayor es el crecimiento bacteriano de la leche. Cuando la leche sale del pecho tiene entre 2 y 4º de acidez. Por encima de 8º no se puede consumir porque se considera que tiene un sobrecrecimiento bacteriano tal, que puede ser perjudicial para el recién nacido.

Antes de la aplicación del protocolo nosotros hicimos una medición de la acidez Dornic de algunas muestras de leche que eran administradas en la Unidad a los recién nacidos. El 20% de nuestras muestras que superaban esta graduación. Esto puede provocar en el recién nacido:

  • Peor tolerancia digestiva: aumenta la osmolaridad y la acidez de la leche, haciendo que no se digiera bien (esto en el adulto causa sensación de pesadez y acidez)
  • Una leche más acida tiene menos fosforo disponible y evita la absorción del calcio
  • Las cadenas grasas de cadena larga presentes en la leche que se encargan de mielinizar el sistema nervioso también se destruyen y no se pueden asimilar. .

La modificación del protocolo, incluida la conservación, manipulación y administración, ha ayudado a mejorar el grado de acidez de la leche, situando los valores de esta justo antes de su administración, muy cercanos a los que presenta al ser extraída del pecho. Actualmente no encontramos en las muestras de leche materna ninguna que sobrepase los 8º de acidez Dornic.

Los niños tienen una mejor tolerancia digestiva, eso nos permite aumentar la cantidad de leche que toman, pudiendo alcanzar la nutrición enteral completa en menos tiempo. Esto nos permite retirar las vías de la nutrición parenteral y los soportes antes, con lo que disminuimos el riesgo de infección. Al tener una mejor calidad de la leche, con una mayor disponibilidad de los nutrientes y mejor absorción, se incrementa la ganancia ponderal.

E: A parte del protocolo que acabáis de implantar, desde 2012 tenéis un acuerdo con el Banco de Leche de Granada y os habéis convertido en un banco satélite. ¿En qué consiste este acuerdo?

F. J de la Morena: Cuando no se dispone de leche materna de la propia madre, la leche pasteurizada de madres donantes seleccionadas es la mejor opción para la alimentación de los niños, sobre todo si se trata de niños enfermos de alto riesgo.

Por ello, en 2012 empezamos a colaborar con el Banco de leche de Granada. Actualmente, somos una de las tres unidades de España con más recién nacidos de menos de 1.500 gramos al año y precisamente estos son los niños que más leche materna donada demandan.

Fue este volumen de consumo el que nos hizo tomar la decisión de oficializamos y constituirnos como un centro satélite. [2]

A partir de ese momento nos empezamos a encargar de la captación de donantes, la promoción, analíticas y extracciones.

Se realiza una pequeña encuesta a las posibles donantes para comprobar su estado de salud y se le realiza una analítica de sangre. En caso de no encontrar obstáculos en esta inspección para la donación, se le proporciona todo el material necesario y adiestramos en su uso. Se realiza el registro como donante y ya podría comenzar a donar leche.

La mujer se extrae leche en su domicilio y la almacena en su congelador en los envases que se le proporciona para este fin, cuando tienen acumulada suficiente leche (dependiendo de la disponibilidad que tenga para traerla a la Unidad) nos la entrega y nosotros la enviamos a Granada. Una vez allí es pasteurizada y enviada a alguno de los centros satélites o al propio banco de Granada para su administración a los pacientes.

En función de nuestro consumo, recibimos periódicamente envíos de leche materna pasteurizada del banco de Granada, que puede coincidir, o no con la leche que enviamos previamente.

E: ¿Cuál es el objetivo de todo lo que estáis haciendo y qué nos hace falta para lograrlo?

F. J de la Morena: El objetivo es lograr una leche de calidad, lo más parecida posible a la leche recién extraída del pecho de la madre. Es la ideal y está completamente diseñada para las necesidades de un recién nacido. Cuando la leche sale del pecho de la madre va empeorando. Por eso es tan importante el procesamiento exquisito de la leche. Siempre hay un margen de mejora.

Ahora hemos empezado con una escuela de padres con diferentes actividades en la que tenemos incorporada la promoción y el seguimiento de la lactancia durante el ingreso en el hospital.

Además, un objetivo que queremos desarrollar es una Unidad de Nutrición Individualizada. De esta forma se analizaría la leche donada, conociendo su valor nutricional, de modo que podamos elaborar, entre las diferentes leches de las que dispongamos, una dieta específica e individualizada para los requerimientos de los pacientes prematuros extremos o recién nacidos a término con enfermedades graves.

Bibliografía:

[1] Patel AL, Trivedi S, Bhandari NP, Ruf A, Scala CM, Witowitch G, Chen Y, Renschen C, Meier PP, Silvestri JM (2014)  Reducing necrotizing enterocolitis in very low birth weight infants using quality-improvement methods.  Revisar en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25010221

[2] Affumicato, L. et all. (2017). Centro satélite de donación y recepción de leche materna como alternativa a la creación de un banco de leche independiente. Análisis de reducción de costes. Grupo multidisciplinario de investigación pediátrica, Unidad de Gestión Clínica de Neonatología, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España; Facultad de Medicina, Universidad de Málaga, Málaga, España; Banco de Leche Humana del Hospital Virgen de las Nieves de Granada. Unidad de Gestión Clínica de Neonatología, Unidad de Farmacia. Hospital Virgen de Las Nieves, Complejo Hospitalario Universitario de Granada, España; Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España. https://www.elsevier.es/en-revista-journal-healthcare-quality-research-257-articulo-centro-satelite-donacion-recepcion-leche-S1134282X18300058