El material de los catéteres centrales es un elemento que debemos tener muy en cuenta a la hora de valorar un Dispositivo de Acceso Vascular (DAV).

 

Clasificación de los materiales

Dentro de los DAV de media larga duración, familia a la que pertenecen los reservorios, se distingue dos materiales: el Poliuretano (PUR) y la Silicona (Si).

El PUR se puede dividir en dos categorías:

  • Para media duración es decir <30 días: PUR clase IIa
  • Para larga duración es decir >30 días: PUR de clase III.

La silicona entra en la clase III dentro de la clasificación de producto, por lo que es considerada un material para acceso vascular de larga duración.

 

Siguiendo esta clasificación, vemos que el reservorio, dentro de los DAV de media-larga duración, queda ubicado de la manera siguiente:

PUR de media duración Línea Media, Catéter central
PUR de larga duración Línea Media, PICC, Hickman, Reservorio
Silicona (larga duración) Línea Media, PICC, Hickman, Reservorio

 

* cabe tener en cuenta que aquí no se incluye el acceso vascular neonatal (el PICC neonatal representa un caso particular: puede ser de silicona, es entonces de clase III pero es considerado de media duración).

 

 

Diferencia entre PUR y Silicona en catéteres de reservorios

Es importante conocer las características de estos dos materiales a la hora de elegir de forma adecuada el reservorio:

 

Las propiedades de cada material son particularmente interesantes si consideramos:

  1. la zona de inserción elegida
  2. el flujo

 

  1. Cada material se va a comportar de una manera cuando la vena elegida no supone un recorrido lineal del catéter: en el acceso yugular, la tunelización puede implicar una curva cerrada del catéter cuando sale de la vena y entra a nivel subcutáneo

 En este caso el PUR es más propenso a acodarse por ser más rígido. Este fenómeno puede tener más importancia en niños pequeños ya que el margen de maniobra en cuanto al recorrido del catéter es reducido.

La silicona es más indicada ya que su flexibilidad evita los acodamientos en todo el recorrido a pesar del ángulo que pueda tener el catéter. Aun así, es importante recordar que las recomendaciones indican que para evitar al máximo el fenómeno de acodamiento en el acceso yugular, la punción se tiene que hacer en el tramo más inferior posible de la vena yugular.

  1. Como hemos visto anteriormente la silicona es un material más frágil y por esta razón los catéteres de silicona tienen una pared más gruesa para poder resistir mejor a la tracción. Lo cual disminuye el diámetro interno del catéter y consecuentemente su flujo.

 

Una vez más, este punto se hace más sensible en niños pequeños ya que las diferencias de flujo serán más notables.

En este caso, el PUR sería preferible por tener un diámetro interno más grande comparando con un catéter de Silicona del mismo diámetro externo.

¿Entonces, con qué material me quedo para colocar el reservorio?

Dado que las prestaciones de los dos materiales son muy similares, entre otras cosas en cuanto a la compatibilidad con el alto flujo, bicompatibilidad y duración, podremos usar cualquiera de los dos.

Solo hay que considerar dos elementos previamente:

  • Saber con qué flujo se va a administrar la perfusión, por si la silicona fuera un limitante al tener un diámetro interno inferior al de un catéter de PUR con el mismo diámetro externo;
  • Determinar qué acceso es el más adecuado para el paciente y, si el acceso yugular es el indicado, preferir la silicona por tener menor probabilidad de acodamiento en comparación al PUR.

 

 

Raquel Polo Villafaina

Delegada especialista en Terapias Intravasculares

rpolo@vygon.com

 

Si quieres saber más acerca de los materiales de los catéteres, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas.

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Consulta nuestra política de protección de datos aquí.