La evaluación temprana del bebé es esencial cuando se quiere realizar la elección del mejor dispositivo de acceso vascular para satisfacer las necesidades del paciente. El dispositivo elegido debe permitir la terapia ininterrumpida y preservar la vasculatura para mejorar los resultados del bebé.

 

 

Cuando se administran los fármacos a través de un PICC y la punta está en una posición no central, hay un 23% más de riesgo de complicaciones. Sin embargo, cuando se pueden administrar medicamentos en los vasos periféricos, un catéter «Midline» puede ofrecer una opción adecuada como dispositivo de acceso vascular. 

Mientras que la punta de un PICC se encuentra en la circulación central, un catéter de línea media colocado en el brazo debe tener su punta en el vaso periférico debajo de la línea axilar y los que se colocan en las piernas deben permanecer debajo del pliegue inguinal. 

 
Mónica Perotas
Delegada especialista en Obstetricia, Neonatología y Nutrición Enteral
mperotas@vygon.es