Cada año 15 millones de bebés nacen de forma prematura y un millón de ellos mueren debido a complicaciones en el parto. Muchos de los bebés prematuros que sobreviven sufren algún tipo de discapacidad de por vida relacionadas con el aprendizaje y problemas visuales y auditivos [1].

La Organización social de la Salud (OMS) ha elegido el día 17 de noviembre como el Día Mundial del Prematuro con el objetivo de dar visibilidad y recordar el problema de salud que supone que estos pequeños nazcan antes de las 37 semanas de gestación.

Los recién nacidos prematuros necesitan una serie de cuidados extra y un esfuerzo mayor por parte de los profesionales sanitarios para poder salir adelante. Por ese motivo, el Día Mundial del Prematuro también se ha convertido en una jornada para poner en valor el trabajo, empeño y sacrificio de todos ellos.

Juan Manuel Miras García, Supervisor de Cuidados Críticos Pediátricos Hospital Universitario Torrecárdenas; Antonio Pérez Quirón, enfermero de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Virgen de Valme; Rosario Cruz Calderón, enfermera en la unidad de Neonatología en Hospital Universitario de Jaén, Lidia Raquel Jiménez, enfermera de neonatología en Hospital Lucus Augustii; y Belén Espinosa, Supervisora de la UCI de Neonatología en el Hospital General Universitario de Alicante, nos cuentan qué significa para ellos trabajar en la unidad de neonatología y a qué retos se enfrentan diariamente en su oficio.

¿QUÉ SIGNIFICA PARA TI SER ENFERMERA EN NEONATOLOGÍA?

Para Antonio Pérez ser enfermero en unidad de neonatología es un reto y una meta en su carrera profesional que, cuando empezó, imaginaba “complejo alcanzar” y, ahora, echando la vista atrás, le “llena de satisfacción” porque es lugar donde quiere desarrollarse como enfermero.

Sin embargo, Rosario Cruz tiene una visión más humana de la profesión. Para ella, ser enfermera en neonatología, es dar, ofrecer, transmitir, ayudar, compartir, cuidar. Significa poder dedicarse a uno de los trabajos más bonitos que pueda hacer. “Cada día valoras más la vida porque ayudas a que los demás la comiencen”, sentencia.

¿QUÉ APRENDES TRABAJANDO EN ESTE SERVICIO?

En la unidad de neonatología se aprende mucho de la humanidad, la desesperación, la colaboración y sobre todo de profesionalidad, comenta Lidia R. Jiménez. Antonio Pérez, asegura que es un servicio en el que te das cuenta de lo importante que es tu trabajo ya que “ayudas a poner los pilares de pequeñas vidas”. Rosario, añade que se trabaja con seres muy frágiles que requieren de cuidados especiales. Pero no solo eso, también con personas que tienen preocupaciones o dudas acerca de su función como padres y con los que “se debe ser compresivos, tolerantes y ofrecerles seguridad”. Para ello, afirma, “debes tener una capacidad social, humana y emocional íntegra”.

Antonio, además, piensa que un enfermero de neonatología tiene la capacidad de desarrollar una preparación especial en el cuidado de sus pacientes que permite ver más allá de los cuidados básicos, adelantándote a las necesidades que puedan tener neonatos que atiendes.

¿A QUÉ RETOS TE ENFRENTAS DIARIAMENTE?

Rosario sostiene que, a diario, en la unidad de neonatología, se encuentran con casos graves que dan lecciones de vida, tanto a los profesionales, como a los niños y sus progenitores pero que, gracias al trabajo en equipo, pueden hacerse frente. También, Antonio, confirma que dentro de la organización y de la unidad tienes que afrontar muchos momentos de estrés porque, a veces, las cosas “no salen según lo previsto y toca improvisar”.

Antonio Pérez coincide con Lidia R. Jiménez y Juan Manuel Miras en que las nuevas tecnologías, la calidad humana y el desarrollo de la educación sanitaria permiten minimizar estos retos y lograr sus objetivos.

¿FALTA DE RECONOCIMIENTO EN LA ESPECIALIDAD?

Cuando hablamos de la especialidad en neonatología encontramos opiniones muy diversas. Por una parte, Antonio asegura que la especialidad es un tema controvertido con luces y sombras. En su opinión, la especialidad “estaría muy bien si fuese una opción real en la que se valoran las aptitudes y competencias del profesional desarrolladas a lo largo de años”. Cree que ahora mismo se trata de un tema muy politizado en el que no se mira por el interés de los profesionales ni de los pacientes.

Lidia, más optimista, manifiesta que cada día el reconocimiento de la especialidad está más cerca y que es necesario que así sea, pues el esfuerzo realizado lo requiere.

Sin embargo, Rosario Cruz, es contundente al afirmar que la especialidad está reconocida. Aunque, añade, que “queda mucho camino por recorrer”:Debemos ser especialistas todos los que trabajamos en estas unidades, exigirlo y no permitir que cualquier profesional pueda trabajar sin formación previa ni las competencias que se requieren”.

¿QUÉ SE NECESITA PARA SER UN BUEN PROFESIONAL EN EL SERVICIO DE NEONATOLOGÍA?

Todos los profesionales coinciden en este punto, no solo basta con los conocimientos a la hora de trabajar con prematuros, hay que in un poco más allá. Belén Espinosa nombra las claves: motivación, ilusión, ganas de aprender y formación práctica. Para Antonio la capacidad de adaptarse a los cambios, saber enfocar el estrés en las situaciones difíciles y la empatía y sensibilidad con los padres y la familia es fundamental. “Nosotros no sólo cuidamos a los niños, también, de alguna manera, cuidamos de sus padres”, asevera Rosario.

LA RELACIÓN CON LA FAMILIA Y LA CARGA EMOCIONAL DE TRABAJAR CON NIÑOS TAN PEQUEÑOS ES MUY IMPORTANTE EN EL SERVICIO DE NEONATOLOGÍA, ¿CÓMO SE PUEDE SOBRELLEVAR?

Juan Manuel Miras y Lidia R. Jiménez confirman que la carga emocional es muy grande para todo el equipo y lo más difícil de sobrellevar si no existe una buena educación y formación emocional. Por su parte, Belén Espinosa, asegura que algunos casos dejan mella a nivel personal en los profesionales. Rosario, confiesa que, en ocasiones “tienes que llorar muchas veces para desahogar la tensión que se crea” porque se viven situaciones muy tristes que son difíciles de entender. Recuerda que hay que aprender de las experiencias y saber que no siempre las cosas tienen un final feliz y que hay que convivir con ello.

 

Bibliografía

[1] Día Mundial del Prematuro 2019. Revisado el 14 Noviembre 2019, en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/preterm-birth