La monitorización hemodinámica avanzada es fundamental para el diagnóstico, tratamiento y control evolutivo de diferentes situaciones fisiopatológicas.